Páginas vistas en total

sábado, 24 de julio de 2010

2 + 1 = 3




Después de la única y “baratita” o con alfileres, salida a hombros en esta pasada Feria de San Isidro y la “propina” del invento este de La Feria del Aniversario que bien podría considerarse Feria de San Isidro bis, por el torero francés Juan Bautista, me vuelve a la memoria aquella vieja reivindicación que algunos llevamos haciendo, sobre la necesidad de que se cambie la tradicional norma de salir por la Puerta Grande de Las Ventas con dos orejas, aunque estas sean de diferentes toros.
Madrid, Las ventas, Primera Plaza de Toros del Mundo, según algunos, debe marcar la diferencia y poner las salidas por la Puerta Grande “mas caras”, máxime viendo la clase de publico que puebla los tendidos en San Isidro, donde prima mas el “glamour” y los ecos de sociedad que la afición y el conocimiento taurino. Ya se que de toros solo saben las vacas, pero de toreo y algo de toros sabemos los aficionados, pero al ser minoría, es imposible luchar contra la masa de ejecutivos, gentes llegadas de provincias y madrileños, todos ellos ansiosos de ver salir a alguien, aunque sea al Alguacilillo por la Puerta Grande el día que ellos van a ver un festejo taurino de San Isidro.
Madrid, Las Ventas, deben ser mas serios y cambiar de una vez por todas el sistema de las dos orejas por tres orejas mínimo, con lo cual se obliga al menos a una faena en un toro con valor de dos orejas y además a redondear la tarde con una más.
La vulgaridad generalizada en la que vivimos, creo que obliga a cambiar la norma y así obligar al menos a que los toreros tengan que pelear un poco mas la salida por La Puerta Grande.
La ultima y única salida de Juan Bautista así lo demuestra, pues todos sabemos que fue un exceso el premio concedido al torero francés y además no culpo al Presidente de la corrida, que ateniéndose al reglamento las concedió en cada uno de los toros por petición popular, aunque quizás no todo lo masiva que cabria esperar, pero ya se sabe que en esto sacar el pañuelo, la gente es no es que sea reacia a ello, es que ya no llevan “moquero” que decían los castizos y como mucho pueden llevar algún pañuelito de papel de conocida firma comercial conocida por todos. A las gentes de los tendidos lo que les gusta es pedir las orejas con gritos y silbidos, no nos engañemos.
Propongo una vez mas que se cambie el reglamento, norma, ley o lo que quiera ser ello y a partir de la temporada que viene en Madrid para poder salir a hombros por La Puerta Grande se utilice la suma de 2 orejas mas una oreja es igual a tres y si además se aboliese el “invento” de La feria del Aniversario, mejor que mejor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario